Vivencias

Porque la adoración no se hace, se vive. A través del arte del silencio, el grupo “Vivencias” adora al Señor utilizando la expresión corporal de manera creativa.